febrero 04, 2011

Sao Paulo - Diálogos con Jack – 1226 horas

Los cuarenta minutos que Jack paso sentado en la roca con los ojos mutando entre la quebrada y el vacío se hicieron eternos para mí.

Preparé un vaso de agua bien fresca, serví dos copas de buen Carmenere Reserva Especial y vagué por la casa arreglando de lo desordenado, lo que se podía ordenar.
La figura de Jack encorvado e inmóvil se me presentaba constantemente, cuando lo miraba y cuando no lo hacía.Sentí sus pasos avanzar por el living directo a la puerta que lo llevaría al vaso de agua sobre la mesa, a mi lado.

Sus ojos estaban perdidos y rojos, algunos surcos no lograban esconderse marcando en su rostro, el polvo que la montaña pone sobre todo y todos.Yo sabia que no hablaría de inmediato y el sabía que podía mantener su mudez. Había mucho vino, mucho de que hablar y el tiempo necesario para ello.
Renové mi copa, compartí el verde de enfrente con su mirada y espere.
El sol ya ocupaba la mitad occidental del cielo cuando escuche su voz:

- ¿Eso es lo que provocamos?

- Eso es lo que provoqué.

- Bueno, pero yo también debo provocar lo mismo…

- No es lo mismo Jack, es parecido, pero no es igual.

- No entiendo, ¿Cual es la diferencia?

- No es lo mismo dejar a una mujer que te ama, que dejar a una mujer que amas.

El silencio duro unos minutos mas, varias veces comenzó a balbucear y se freno en medio del primer esbozo de palabra.

- Entonces prefiero lo mío, no quiero estar como tu, solo y aislado en esta montaña, disfrazando tristezas con cuentos y trabajo.

- Jack, sabes que no funciona conmigo, no puedes decirme que no tienes momentos tristes, momentos de culpa, momentos de juicio implacable contigo mismo.

- Si pero, no es lo mismo, yo nunca estoy solo, siempre hay alguien cerca para entregarme y recibir lo que tengo para dar.

- Yo creo que la única diferencia es que yo acepto mejor que la tristeza, es algo que hay que vivir y logro expresarla, sentirla y dejarla ir en mis letras. Tú la distraes con fiestas, sexo y ese sentir de que le haces un favor a cada chica que pasa por tus brazos.

- Yo jamás dije eso!!

- ¿Lo dirías si fuera cierto? – Yo creo que en realidad solo son variantes de un mismo asunto, como tú lo vivas o como yo lo viva, son talvez, solo un espejo enfrentado a otro espejo. Aquí la constante, siempre esta fuera y es eso que viviste allá en la roca.

- Pero yo soy siempre muy claro, desde el inicio, ellas se involucran.

- Talvez la diferencia es que yo alguna vez, si he estado dispuesto a entregar, sin reservas y solo a una persona. No me hace mejor, pero hoy a pesar de todo, puedo tener un hogar y marchar triste pero en paz.

- Vamos Ismael, lo mismo te digo yo, todo lo que sé lo aprendí de ti, ¡¡cuánto tiempo caminaras “triste” sin meterte en una nueva relacion, entregar todo y seguir este ciclo que llevas de años con 2 divorcios y “n” separaciones dolorosas!!

- Realmente no lo sé, solo tengo la certeza de que no debo equivocarme al elegir la próxima vez y que eso depende de que logre controlar los miedos que desde siempre gobiernan mi vida. Ahora estoy en la búsqueda de esos miedos, muy lejos aún de siquiera poder abrirme a alguien.

- Tu no elegirás cuando es el momento Carlos, tampoco yo lo elijo, solo tomo la opción de que “cualquier momento”, suena como una buena opción.

- Seguro no lo elegiré y eso, de la mano con esta incertidumbre total que gobierna mis días y me deja indefenso al perder el control de las cosas, me permite soñar mejor.

- Ya deja de soñar!! Ven y vive el sueño conmigo!! Volvamos a nuestras vueltas del 2006, seamos uno otra vez, volvamos a vivir!!

La cara de Jack ya no era la misma, el manotazo en el hombro y el brindis enérgico ofrecido con la copa de vino, solo eran un reflejo de aquella sonrisa de la noche anterior, que se adueñaba otra vez de su rostro.
Había dejado atrás como quien desparrama unas migas en la mesa, sus cuarenta minutos de roca en la roca y ya estaba listo para salir a perseguir otra primavera.
Lo mire extraño, sentí que yo era el “enfermo”, tome un trago más de vino y le dije:

- No estoy listo, tu oferta y mis recuerdos son tentadores, lo admito, pero no quiero perder la oportunidad de ver si hay algo mas, que me permita vivir en paz conmigo las cuatro estaciones, y no solo las primaveras.

Talvez, continuará

10 comentarios:

  1. En esta caso creo que es mejor que no continúe, porque se puede encontrar con una linea bien larga de muchachas bonitas frente a su casa, esperando que las escoja para poder compartir las cuatro estaciones con Ismael, o con la esperanza que Jack se las lleve de paseo aunque sea una primavera.
    A ver como sale de este nuevo problema!
    PM

    ResponderEliminar
  2. cara a cara Ismael y Carlos, letras de buen mutuo encare.
    humildemente voto: Seguir buscando, "sin prisa ni pausa!"
    MERDE!,

    Cler

    ResponderEliminar
  3. Buenas tardes mi querido amigo…yo creo que no as encontrado el verdadero amor de una mujer. a tu tiempo llegara y desaparecerán todos tus miedos y sentirás por primera vez el poder de un verdadero te amo. Renacerás en sus brazos y veras la luz del amor.

    Para vos y para el.

    ResponderEliminar
  4. Es muy dificil dejar a quien se ama, pero precisamente porque amas, cuando ya no enriqueces sus ilusiones ni formas parte, cuando ambos corazones no se fortalecen por una mirada o un entrelazo de manos, debes "soltar" y seguro te preparas para otro nivel de tu SER.
    Con el corazón

    ResponderEliminar
  5. el amor esta en algún lugar de este mundo , son muchas las mujeres que te han amado y seguramente has dejado huella en ellas , no se si no has encontrado el verdadero amor , quizás lo tengas pero aun no te has dado cuenta, o quizás esta a la vuelta de la esquina . Tiempo al tiempo con calma seguramente ya aparecerá.
    besos

    ResponderEliminar
  6. quede de cara esas palabras tuyas me erisan bss

    ResponderEliminar
  7. "Realmente no lo sé, solo tengo la certeza de que no debo equivocarme al elegir la próxima vez y que eso depende de que logre controlar los miedos que desde siempre gobiernan mi vida. Ahora estoy en la búsqueda de esos miedos, muy lejos aún de siquiera poder abrirme a alguien".

    Como puede el amigo Ismael estar tan seguro que no se ha equivocado ahora nuevamente al meter entre tus sabanas a esta nueva personaje? Suzanne

    ResponderEliminar
  8. En aquellos lejanos y fructiferos tiempos de finales del 2010 e inicios del 2011, buscaba en mis diálogos con JACK identifcar claramente y empezar a dejar de lado aquellos mis miedos, que como a todos, encarcelan y no nos permiten elegir claramente a quien entregar el alma.
    Las sabanas, poco o nada tienen que ver con esto.
    Y la seguridad, mi estimada Suzanne, es un invento, un miedo mas disfrazado de necesidad, tan subjetivo y personal como cada uno. Por fortuna nunca existió en mi vida, al contrario, por tanto, no esta dentro de los que enfrente y vencí.

    ResponderEliminar
  9. me encanta tu forma de expresar y responder...un poco subjetiva, pero acceptable porque soy un "anonimo" de tu blog...pero me encantaria sentarme contigo a tomar un café...es una pena que no tomes café (segun tus relatos) y estes en otro continente...sigo leyendote y seguire preguntandote, espero no te moleste? o no me censure la mujer de tu vida...Suzanne

    ResponderEliminar
  10. El anonimato es la menos de las veces, estratëgico y la mayoria, cobardía. En tu caso, te moviste un apice al mostrar un nombre, que real o no, te identifica. No se censura a un lector, es un honor tenerlo para quienes tratamos de trasmitir algo escribiendo. La curiosidad es simbolo de inteligencia, dicen por alli.

    ResponderEliminar